Buen avance en limpieza de canales y arroyos: Ayuntamiento

Buen avance en limpieza de canales y arroyos: Ayuntamiento
Como parte del avance del programa de limpieza y desazolve de arroyos y canales pluviales que el pasado 17 de abril puso en marcha el presidente municipal Jesús Valdés, ya se ha cumplido el objetivo en las colonias El Ranchito y Gámez Valdez así como en el sector de la Loma de Rodriguera y otros sectores. 

Ello lo informó el subgerente de servicios públicos y mantenimiento de infraestructura, Aarón Ceceña, quien aseguró que se está cumpliendo al pie de la letra la instrucción del alcalde Jesús Valdés, de dejar completamente limpios dichos arroyos y canales, y que sí es necesario meter maquinaria pesada se hace.


Dentro de los avances que se tienen, comentó que efectivamente se ha levantado mucho escombro en los canales pluviales de la colonia Rivera de Tamazula, sector donde ya se han registrado inundaciones en años anteriores.

Recordó el funcionario municipal que este programa se puso en marcha en la colonia Ampliación Buena Vista, donde se anunció que se invertirían 12 millones de pesos para limpiar más de 100 kilómetros de arroyos y canales en un plazo no mayor de tres meses.


Explicó que se estableció este plazo porque el objetivo es tener limpios todos los arroyos y canales pluviales que se vuelvan muy caudalosos durante la temporada de lluvias y que si se taponean con basura, escombro o muebles, provocan inundaciones en las casas contiguas.

Para avanzar con rapidez, comentó que se está trabajando con maquinaria pesada, como excavadoras, Bobcats y dompes.

Como seguimiento de trabajo inicial, dijo que ya se continuó en la colonia 16 de Septiembre, en lo que es la prolongación del arroyo El Piojo.


Agregó que también se trabaja en la limpieza y desazolve del arroyo que se forma en avenida Mèxico 68 y Liberalismo; en el canal de la colonia Agustina Ramírez y que cruza el fraccionamiento Rincón del Real.

Sin embargo, insistió en solicitar a todos los habitantes que por favor no arrojen basura a los arroyos, pues la basura termina funcionando como un obstáculo para que el agua fluya.

Se pide encarecidamente a la población, dijo, que no arroje por ningún motivo muebles como refrigeradores, estufas, salas y otros, ya que por su tamaño difícilmente son arrastrados por el agua y terminan bloqueando el paso de ésta y con ello se dan los desbordes de los arroyos y canales y la consecuente inundación de viviendas.