Jesús Valdés entrega apoyos del programa federal “Seguro para madres jefas de familia”

Jesús Valdés entrega apoyos del programa federal “Seguro para madres jefas de familia”
El alcalde Jesús Valdés Palazuelos, junto al delegado en Sinaloa de la Secretaría de Desarrollo Social, Jorge Alberto Salas López, encabezaron la ceremonia de afiliación y entrega de apoyos del programa de “Seguro para jefas madres de familia” que emprende el gobierno de la República, como una medida para apoyar a niños y jóvenes en situación de orfandad.



Ante alrededor de 300 beneficiarios, el presidente municipal reconoció al gobierno federal está noble política social a favor de las familias mexicanas y, en este caso, madres culiacanenses que por lamentables circunstancias perdieron la vida y hoy sus hijos acceden a un significativo apoyo económico que les permite seguir estudiando, desde educación preescolar hasta finalizar una carrera profesional.

“Sin duda alguna, esta es una muestra del gobierno federal donde le dice a las mujeres que son madres jefas de familia que no están solas, pues a través de este programa, de afiliación totalmente gratuita, sus hijos no quedan desprotegidos y se garantiza que terminen sus estudios para salir adelante en la vida”, señaló Jesús Valdés.


Por su parte, Jorge Alberto Salas, delegado estatal de la Sedesol, detalló que los apoyos económicos van desde los 330 hasta los 1000 pesos mensuales, a cada uno de los hijos no mayores de 23 años, en caso de fallecimiento de la madre, mismo que beneficia a mujeres desde los 12 hasta los 68 años de edad.

Explicó que el trámite de afiliación es sumamente sencillo y sin costo alguno para las interesadas; este programa, indicó, es un compromiso del gobierno federal con las madres de familia en condición de vulnerabilidad, para que tengan la certeza de que en su ausencia, sus hijos contarán con el apoyo económico para continuar sus estudios.


A nombre de los beneficiarios, María Delfina Tapia, agradeció a las autoridades el apoyo brindado mediante este programa para solventar la situación económica, pues cuando fallece la madre, muchas veces quien asume la responsabilidad y crianza de los hijos no cuenta con suficientes recursos para apoyar en los gastos escolares.