Regidores solicitan implementar Protocolo ALBA

Regidores solicitan implementar Protocolo ALBA
El pleno del Cabildo aprobó solicitar al gobernador Quirino Ordaz Coppel y al alcalde Jesús Valdés Palazuelos, la implementación del “Protocolo ALBA”, que es un mecanismo de actuación coordinada de los tres niveles de gobierno, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación para la búsqueda inmediata de niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas.

En la sesión ordinaria de este miércoles, que tuvo lugar por la tarde, el Cabildo también aprobó la jubilación de 29 trabajadores de distintas áreas del Ayuntamiento, así como acordó otorgar permiso a dos empresas fraccionadoras el desarrollo de los fraccionamientos “Camino Real”, sección Barrio Real, y Villa del Cedro, sección Alerces.

De igual manera, en asuntos generales, los regidores acordaron trabajar en lo subsecuente en el fortalecimiento tanto jurídico como financiero a la Unidad Municipal de Protección Civil para que tenga una mayor capacitación y equipamiento para enfrentar terremotos, y de igual manera se planteó realizar análisis estructurales de las guarderías, ya que sus inquilinos, por su edad, no pueden participar en simulacros ni socorrerse por sí mismos.



En lo que se refiere a la petición aprobada, la propuesta fue presentada por la Comisión de Equidad, Género y Familia, cuya presidenta, la regidora Elizabeth Montoya Ojeda, explicó que el Protocolo ALBA es un mecanismo de atención, reacción y coordinación entre autoridades federales estatales y municipales en casos de extravío de mujeres y niñas a efecto de localizarlas y de encontrarlas brindarles la atención médica y sicológica que requieran.

De acuerdo a su aplicación, expuso, en caso de un extravío se alerta a todas las corporaciones policiacas para que actúen al mismo tiempo en la búsqueda y se inicia con la presentación de una denuncia y la toma de ADN para inmediatamente ingresar la información en el banco de datos y generar una pesquisa con la información necesaria, incluyendo fotos y rasgos físicos para su socialización.

Luego se alerta a todas las dependencias, municipales, estatales y federales e internacionales, así como organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación para buscar a mujeres o niñas extraviadas, con familiares, amigos, escuelas, hospitales servicio médico forense y otras dependencias.

Cada una de las partes integrantes del protocolo, dijo, rinde un informe de la búsqueda en las primera 12 y 24 horas y, si la persona no es localizada en ese lapso se inicia una indagatoria a partir de la presunción de un delito.