Solicita Antonio Castañeda declaratoria de zona de emergencia para Culiacán

Solicita Antonio Castañeda declaratoria de zona de emergencia para Culiacán
El presidente municipal Antonio Castañeda informó que solicitó al gobernador Quirino Ordaz Coppel gestione la declaratoria de zona de emergencia para Culiacán por las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias matutinas de este jueves, que afectaron a más de 100 colonias y a seis sindicaturas.

Ello, durante la reunión del Consejo Municipal de Protección Civil, donde representantes de la Comisión Federal de Electricidad y de la Comisión Nacional del Agua reportaron que no había fallas eléctricas de consideración que no se pudieran atender por el personal local, y que las lluvias irían disminuyendo en el transcurso del día para tener un viernes ya normal.

Antonio Castañeda también informó que son cinco los albergues disponibles para atender a las personas que hayan sufrido fuertes daños en sus casas, los cuales son DIF-Vallado, DIF-CNOP, Instituto Municipal de Ciencias Penales, Polideportivo-UAS y auditorio de la Universidad Autónoma de Occidente.

Asimismo, informó que se estará ofreciendo alimentos calientes en los comedores comunitarios de Campo El Diez y de las colonias 5 de Febrero, Loma de Rodriguera, 7 Gotas, y otros.



Por parte de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán (JAPAC), se informó que de las cuatro plantas potabilizadoras que se manejan en la ciudad sólo una estaba operando al 100 por ciento, que es la San Lorenzo.

De las otras tres, el gerente de la JAPAC, Jesús Higuera, informó que una, la de La Limita, estaba operando al 50 por ciento y las otras dos se tenían sin operar por inundaciones y por estar recibiendo prácticamente lodo, y estimó que para este viernes estarán todas al 100 por ciento.

En la sesión del Consejo Municipal de Protección Civil también participó el subsecretario de Gobierno, Marco Antonio Osuna, quien representó al gobernador Quirino Ordaz Coppel, de quien dijo que no pudo estar presente porque andaba recorriendo los municipios afectados en el norte de Sinaloa por el mismo fenómeno meteorológico.

En su participación resaltó que se estuvieron tomando decisiones de acuerdo a la información que les estuvieron proporcionando el Servicio Meteorológico Nacional y la Comisión Nacional del Agua, y en dicha información se precisaba que la Depresión Tropical 19-E, que se formó la tarde del miércoles en el Golfo de California, tocaría tierra en Sonora durante la media noche del mismo miércoles, de modo que sólo se decretó la suspensión de clases en las escuelas de la zona norte de Sinaloa.

Sin embargo, expuso, dicha depresión registró movimientos inesperados que trajeron las fuertes lluvias a la región centro de Sinaloa, cuando únicamente se esperaban para el norte del estado.

Reconoció que hubo muchas afectaciones en viviendas y en autos que fueron arrastrados por los arroyos, lo cual obligó al Ejército Mexicano a aplicar el Plan 3-DN-III para auxiliar a la población.

De las sindicaturas afectadas, expuso que son las de El Salado, Aguaruto, Costa Rica, El Tamarindo, Culiacancito y Jesús María.