Presenta el IMCU conferencias sobre el movimiento zapatista en Sinaloa

Presenta el IMCU conferencias sobre el movimiento zapatista en Sinaloa

Culiacán, Sin., a 28 de febrero de 2019.- El doctor Saúl Armando Alarcón Amézquita, presidente de la asociación de Historiadores de Sinaloa, ofreció una interesante charla sobre la Revolución Mexicana y el Zapatismo en Sinaloa, en el marco de la conmemoración del “Día de la Bandera Nacional” que organizó el Ayuntamiento de Culiacán con diversas dependencias municipales.

Jaime Félix Pico, presidente del Comité Pro Símbolos Patrios y encargado de dar la bienvenida al expositor de esa tarde en el Museo de Historia Regional de Sinaloa, explicó que este año se conmemoran 500 años del encuentro de dos culturas a la llegada de los españoles a América (1519) y también se cumplen 100 años del asesinato de Emiliano Zapata (10 de abril de 1919), esos son los motivos, dijo, de haber organizado este ciclo de conferencias en relación a estos dos importantes hechos en la historia de México.

Por su parte, Alarcón explicó a la concurrencia, que en nuestras tierras el desarrollo del Zapatismo fue producto de las pugnas internas entre los Maderistas, al triunfo de la Revolución Mexicana contra el régimen Porfirista. Señala tres factores fundamentales en ese proceso: el descontento que provocaron los Tratados de Juárez, que no se pudo experimentar una libertad política plena en el estado y el encarcelamiento del Gral. Juan M. Banderas y la persecución de sus seguidores.

Esa fue la gota que derramó el vaso y cuando se publicó el Plan de Ayala, Banderas se comunicó con Zapata y la sublevación zapatista se extendió porque esperanzaba a los sinaloenses como una verdadera revolución agrarista que podría responder a la solicitud de restitución de los terrenos despojados a los campesinos.

Las conferencias fueron organizadas por el Comité Pro Símbolos Patrios, el Seminario de Cultura Mexicana, el Archivo General del Estado de Sinaloa, La Crónica de Culiacán, La Crónica de Sinaloa, la asociación de Historiadores de Sinaloa y el Instituto Municipal de Cultura Culiacán.